fbpx
En el último tiempo, los aceites faciales se han convertido en el “must have” del mundo de la belleza y ha sido fantástico ver a tanta gente incorporarlos a sus rutinas de skincare.

Con una gran cantidad de increíbles aceites disponibles, podría ser tentador dejar atrás las cremas faciales. Pero es importante comprender la diferencia entre los aceites faciales y las cremas, ya que ambos cumplen funciones diferentes. ¿Debería usar aceite o crema, o ambos?

Creemos que una buena rutina de cuidado de la piel combina TANTO CREMAS COMO ACEITES.

LA DIFERENCIA ENTRE ACEITES Y CREMAS.

Los aceites consisten solo en aceite, sin agua, por lo tanto su contribución es nutrir la piel.

Las cremas, por otro lado, son “emulsiones”, una mezcla de grasas y agua. Ambos contienen ingredientes activos, pero los activos están presentes en una concentración mucho mayor en los aceites que en las cremas.

La combinación de aceites y cremas son esenciales para el equilibrio de tu piel. ¿Porqué? Porque la hidratación es posiblemente la parte más importante de una rutina de cuidado de la piel y ésta se aporta principalmente con cremas, gracias a su contenido de agua en su fórmula.

Una piel hidratada estará más protegida de la irritación y eliminara las células muertas de la piel de manera más eficaz.

ACEITE FACIAL: UNA DESCRIPCIÓN GENERAL

Como se mencionó anteriormente, la diferencia clave con los aceites es que los activos están presentes en una concentración mucho mayor ya que no están diluidos. Esto significa que tienen un efecto más tangible en la piel.

Si elegís tu aceite facial con cuidado, puede marcar una diferencia enorme y muy visible en tu piel. Si sufrís de acné, asegúrate de evitar los ingredientes que obstruyen los poros, como el aceite de coco y otras grasas saturadas. Para la piel sensible, recomendamos evitar las fragancias sintéticas, colorantes y conservantes ya que es probable que irriten la delicada piel del rostro.

Un aceite graso rico en omegas como nuestro aceite Bio Regenerador de rosa mosqueta New Luxury o el aceite Trilogy Gold a base de mosqueta, caléndula & uva, regeneran profundamente, nutren y mejoran el tono y la elasticidad de la piel. Los ingredientes naturales son la clave para un buen aceite facial: no encontrarás parabenos, detergentes ni otros químicos tóxicos en ninguno de los productos Filomena®.

Cuando se trata de aceites faciales, es importante recordar que no puede recibir hidratación solo con un aceite, a pesar de lo que puedan afirmar algunas marcas. Sin embargo, lo que hacen de manera brillante es en realidad retener la humedad en la piel por más tiempo. Entonces, ¿de dónde sacas esta hidratación? Ahí es donde entran las cremas…

CREMAS FACIALES: UNA DESCRIPCIÓN GENERAL

El simple propósito de una Crema es HIDRATAR y PROTEGER la piel. Una crema es una mezcla o ’emulsión’ de grasas, agua y activos. Son capaces de hidratar la piel gracias a su altísimo contenido de agua, que ronda el 60-80%.

Una crema aporta humedad a la piel, mientras que los aceites grasos y los ingredientes como la glicerina de origen vegetal evitan que el agua se evapore. Este impulso de hidratación significa que las células de la piel retienen la humedad, dejándola tersa, saludable y luminosa.

Los activos adicionales también pueden dirigirse a las necesidades específicas de la piel. Pero los resultados pueden ser menos visibles que con un aceite, ya que los activos están presentes en concentraciones mucho más bajas.

¿DEBERÍAS APLICAR PRIMERO ACEITE O CREMA?

¡Esta es una pregunta que nos hacen con mucha frecuencia! Pero una vez que comprendes el papel de cada uno, hidratar (cremas) y luego retenerlo todo (aceites), se vuelve mucho más fácil de recordar. Aún así, dependiendo de los activos presentes en la crema, a veces resulta recomendable variar el orden. En nuestro caso, recomendamos usar la crema Hidratante Timeless después del aceite, debido a su contenido de ácido hialurónico de bajo y alto peso molecular, lo que la hace recomendable para usar al final de tu rutina.

¡En el resto de los casos, recuerda siempre… 1ro las cremas y después los aceites!